FacebookTwitterGoogle Bookmarks
  • Web premiada con el Premio Internacional OX

Anna Yadira Estrada Alarcón.

Poeta.



Formación académica y artística:

  • Ingeniera Industrial. Instituto Tecnológico de Cd. Cuauhtémoc, Chih.

  • Asiste al taller literario Daniel Sada, impartido por el escritor Raúl Manríquez

  • Pertenece a la Academia Municipal de Artes, donde toma clases de pintura con el Mtro. Esteban López Quezada

  • Ha expuesto en el teatro de Cámara de esta misma ciudad de Cuauhtémoc.



 

Muestra de obra:

Azules

 

 

Te recibo todas las noches,

Mi cuerpo te abriga

Y respiro en la vida

Que tú no has vivido.

En medio de tormentas

He jugado con todos tus demonios

Y entre luces de arco iris

He conocido tu Dios.

Mis pensamientos azules

Te guardan desnuda

Con tus tibias cascadas escarlatas

Que merecen dar vida,

Arrastras mis sueños

Que tú misma no tienes.

Insomnio

 

Me incitas a permanecer despierta

el plumaje naranja de tu cuerpo

cambia en tibio nido mi mano desierta

obsequias un sonido vagabundo.

 

El viento permanece estático

lo excita el olor de tu piel canela

tropieza con tu espacio pragmático,

mientras, lento y delicado te besa.

 

Retomas tu vuelo al nido correcto

caricias nuevas envuelven tu cuello

nidos nocturnos en día perfecto.

 

Derrocha parte del tiempo en mi nido

cúbreme de besos y muéstrame a tu Dios

déjame pensar que no te has ido.

Mi soledad

El horizonte

delinea tu sonrisa,

el silencio

rodea mi cuerpo,

el amor

permanece mudo,

aún lo tiene sometido

el tedio y la tristeza,

sigue tus pasos y pensamientos

que guarda mi alma,

en esta esclavitud consentida

tu alma no me acaricia.

Pasado

 

como me cuesta el pasado

cuantos besos en fila

para esta tarde

a destiempo, después

de lo oportuno.

 

No duelas tanto

recubre de luz las paredes

quitemos fantasmas

y espantapájaros burlones

cuando falte la luna.

 

La noche

es el momento adecuado

para desvelar tantos besos

en un acto mismo de exhibición

sin señales nocturnas.

 

En esta sola casona

las sombras bailan eróticamente

¿qué hace falta para que sea tu momento?

no justifiques con excusas

el ¿porqué? de no definir.

Ayer

 

Arde el ayer fantasma

en esta casa redonda

recubren los sonidos

del corazón de Dios

todas tus palabras.

 

Juegan ahora

hojas,

secas del ayer...

Otoño

 

Sigue siendo otoño,

calendario de mi cuerpo,

cielo rojo obscuro,

cólera temible de pasiones

puestas como accesorios,

mi segunda piel.

 

Piensas todas las jugadas,

te salva mi abrazo

lleno de sueños,

como te sueña mi fantasía

como desvela la verdad,

a juicio nuestro.

 

Sigue siendo otoño

este papel de mi piel

este delirio

como intento de curación,

último recurso

para mantener nuestra identidad.

 

Recuerdo


 

Aquí están tus recuerdos,

gimiendo tu nombre

haciendo caricias en desanimo

dependientes del pasado,

luz interna, fragmentos de paraíso,

prueba de que existes

crucificando mi espacio.

 

Aquí están tus recuerdos,

protectores de mi locura,

tormenta azul.

 

Estremezco por completo

desdibujando entre sabanas

ilusión de la memoria,

detalles creados por la fantasía.

Hoy

 

A pesar de ese beso tan intenso,

el cielo sigue siendo azul

y una que otra nube

de cuando en cuando

oculta el sol,

justo en el momento

en que tu cordura,

se abre camino

a través de mis acantilados,

tornándote salvaje y amenazante,

pero eres tú quien está expuesto...

 

Exaltas lo contrario de la cordura,

te quejas del resultado,

te seduce mi locura,

que es la nuestra.

 

vuelve el brillo lozano

y sientes la brisa suave

de mis besos,

y es aquí donde quieres estar.

 

Haikús

 

Gaznaban tanto

Confundiendo al viento

Los gansos tristes.

 

 

 

Cuatro delfines

Entre olas, soles y lunas

Ellos dormían.

 

 

 

Dicen de ti

Que comulgas en miércoles

Pensando en mí.

 

 

Bajen la voz

Hay tertulia de gatos

En el tejado.